Bien, ya sé que ando pesado… Y vengo recibiendo comentarios ultrapositivos sobre este tema. Además de esto, faltaban los resultados y no podía dejarlo tan defasado. Con las preguntas del test del post anterior acá vienen los resultados. La encuesta de siempre, otra vez, no tiene nada que ver.

Sin vueltas: acá están las respuestas y abajo su ‘traducción’, en cursiva.

Mayoría de respuestas A: evidentemente, sus fantasías van mucho más rápido que sus permisos y aunque tiene todas las cualidades para desarrollarse como una “mujer de fuego”, todavía le falta coraje para concretar sus deseos. Se debate entre la realidad de una pareja estable a la que le falta emoción, y un mundo imaginario de amantes fogosos exigentes, al que no puede acceder porque no se anima y porque forma parte de sus anhelos sensuales no reconocidos. Un consejo: detecte sus fantasías sexuales y compártalas con su pareja. Combinar los deseos más salvajes y su pareja estable, puede ser una excelente opción para renovar la vida íntima y dejar de frustrarse pensando en imposibles.

Mayoría de respuestas A: Evidentemente, usted piensa con la cajeta tal cual un tipo con la poronga, por lo que comúnmente recibe el apodo de ‘trola’ o ‘arrastrada’. Sin embargo, es medio histérica y le tiene miedo al ‘qué dirán’. No sabe si enconcharse de veras con alguien y estar presa toda la vida o chonguear como loca con rienda suelta aunque e vuelva una vieja putona. Usted adoraría ser una trola de avanzada edad. Un consejo: fijate bien, boluda, y decile a tu chongo actual que haga lo que a vos más te calienta. Partucear como loca y seguir en pareja estable es algo que sólo vos podés lograr. No te frustres, frustrá a tu chongo y ¡clavale ésa zanahoria en el orto que tanto querés!

Mayoría de respuestas B: entre el fuego y el hielo, se podría decir que usted tiene un temperamento “caliente”; disfruta del sexo y tiene buenos recuerdos de excelentes amantes; pero le falta ímpetu para seducir y seguir obteniendo logros en este ámbito de su vida. Quizá, la rutina de pareja le ha quitado parte de ese impulso sexual que tanto la ha hecho disfrutar en el pasado cercano. Es hora de que vuelva a reconocerse como un ser sensual y erótico, pues su pareja se sentirá muy halagada y agradecida. Sólo incluyendo una performance sexual satisfactoria podrá saber si la buena relación que la une a su marido o novio tiene su continuidad en la cama.

Mayoría de respuestas B: Ni tan tan, ni muy muy. Usted no es una Patrick Fagor porque el frío sí se va. De todos modos, muchas de esas chanchaditas que le gustaría hacer siempre terminan siendo un recuerdo de una juventud loca pasada por los psicofármacos y alucinógenos, o simples fantasías por el hecho de que ya se le pasó el cuarto de hora y ahora es una señora recatada. Póngase de vuelta esa tanguita roja que se te vea por debajo del jean. Vuelva a las partuzas y a la falopa, si es necesario. Y coja, señora, coja tranquila con quien quiere y cuando quiere, porque en esta revista sabemos que no la vamos a tener que ir a buscar a una zanja.

Mayoría de respuestas C: es usted una mujer de hielo, pero de “hielo falso”; lo que sucede es que nunca se ha animado a evaluar cuán importante era el sexo para su vida cotidiana. Mejora el humor, combate el estrés, libera químicos del bienestar y propicia la comunicación con la pareja. Y, como si todo esto fuera poco, es gratis: ¿qué espera para cambiar de actitud? Cuéntele a su amante sus deseos y ponga en práctica sus fantasías para sentirse más bella y seductora. El aspecto sexual es fundamental para conservar la salud física y mental: ¿acaso planea perderse el mejor y el más accesible remedio a su alcance?

Mayoría de respuestas C: Frígida, conchafría, vulvamuerta. Encima histérica. Nunca te animaste a nada, pero tenés una flor de putaza en tus entrañas y no la querés largar. Forra. Dice con acierto Calle 13: “Cambiá esa cara de seria, esa cara de intelectual, de enciclopedia”. Seguramente no te banque nadie, porque cuando se te quieren acercar los mandás a la puta que los parió con tu mala onda. Dale boluda, no te cuesta una mierda. Decile a ése, sí, a ése, que te parta como un queso porque eso es lo que querés. Tu cajeta es parte tuya, cuidala y… ¡mantenela viva!

Éste es el link del original completo del test.

Un saludo, buenas vibras, mejores vibradores. Ya la próxima será sobre otro tema. Espero este les haya gustado, auqnue trataré de ser más breve.

Lo de siempre.

No me tardé tanto, aunque… en esta entrada no haya encuesta relacionada, sino que hay una que no tiene nada que ver. También pueden hacer “La Encuesta” y ver los resultados, que van en el post que sigue.

Esta es la encuesta. En negrita o cursiva va la humilde sugerencia que le hacemos al editor de Predicciones, con el que no tengo saña particular. de hecho, pienso agarrármela con varias revistas que hacen similar tipo de tonteras y no sólo las que están dirigidas a mujeres con baja autoestima, sino también las que están dirigidas a hombres de ego masturbatorio.

Título:

Test de sexualidad: ¿hielo o fuego?  – A ver, ¿cuán conchafría sos?

Preguntas:

1. ¿Cuál cree que es el mayor error que los hombres suelen cometer con relación a sus compañeras? ¿Cómo le baja la temperatura el chongo?

a. Hacen que sus mujeres se sientan inseguras, que tienden a creer que son engañadas.

No les dan bola cosa de que enseguida se vayan a limar los cuernos.

b. Se aburren con facilidad y enseguida quieren cambiar de planes amorosos.

Se queja porque siempre quiero ir al shopping.

c. No respetan a la mujer: hacen caso omiso a sus deseos y potencialidades.

No la lleva al shopping.

2. Si él tiene ganas y ella no, ¿con cuánta frecuencia debería ceder ella a las “invitaciones” de su pareja? ¿Cuándo me va a dejar de puertear?

a. Siempre.

Nunca.

b. Siempre que quiera y algunas veces que no quiera, también.

De vez en cuando, cuando esté hecha mierda.

c. Sólo cuando ella realmente sienta el deseo de hacer el amor.

Cuando ella tenga ganas de garchar y punto. Total, la de la argolla es ella.

3. Cuando la mujer dice que “no” a su marido, ¿cuál cree que es la causa más común que manifiesta? ¿Qué verso inventás para que no te restrieguen contra las piedras?

a. Se siente muy cansada y superada por las obligaciones, dado que su pareja no la ayuda en nada.

Primero, lavate los calzones.

b. No se siente amada ni seducida.

Estoy gorda.

c. Está de mal humor.

Estoy gordísima.

4. ¿Cuál es la característica imprescindible que debe tener un hombre para seducirla? ¿Con qué se te afloja la chabomba?

a. Autoconfianza.  Un buen auto.

b. Encanto y algo de misterio. Una buena cena y buena pinta.

c. Consideración y caballerosidad. Un telo conocido y caro.

5. ¿Qué cree que una mujer debe hacer con su capacidad de seducción? ¿Deberías ser un poco más putona?

a. Reservarla para su pareja y nada más que para ella.

Ir con un tapado hasta en enero, no depilarme las gambas y esas cosas me van a salvar. Total, él me quiere.

b. Emplearla en ocasiones especiales para indicar a su pareja que no es la única persona que le gusta.

Dar celos cuando quiero algo.

c. Utilizarla de manera inteligente para que su pareja vea que no ha dejado de ser atractiva para los demás.

Ser tan putona al punto donde mantenerse al lado mío sea una prueba de amor y objeto de risas.

6. Cuando está en pareja, ¿piensa en tener sexo con otros hombres? Listo, ya encontraste a uno ¿querés más?

a. Muy pocas veces, o nunca. No, pero sí con otras.

b. Más de una vez. Cuando me apoyan en el bondi, a veces no me quejo.

c. Con frecuencia. Puuuuuffffffff!!!

7. Debido a que muchos de los mandatos sexuales que condicionaban a las mujeres se han superado o debilitado, la vida íntima de ellas, ahora, es: Ahora que no te tenés que bancar que tu chongo se vaya de putas sin decir nada, tu funcionamiento conchil resulta:

a. Más interesante. Un misterio.

b. Más sencilla. Algo que sale en todas mis conversaciones.

c. Un proyecto que aún no termina por definirse de forma clara. No tengo actividad.

8. Piense en aquellos hombres a los que les dijo “no” frente a una propuesta amorosa o sexual. De todos ellos, ¿a cuál le diría hoy que sí? ¿A cuántos tipos que mandaste a cagar hoy te los cepillarías sin drama?

a. A ninguno. Nunca dije que no.

b. A los más reservados, tranquilos o discretos. A los que se casaron y no van a decir nada.

c. A los más excéntricos, sociables y divertidos, aunque mujeriegos. A los que les podría decir que sí aun sin haberlos conocido.

9. Sexualmente, Ud. es hoy… (Pregunta demasiado neutra)

a. Demasiado exigente con su amante.

Una histérica de mierda. ¡No puedo generarle el infarto al viejo enviagrado éste!

b. Aparentemente exigente, pero luego se conforma con lo que el otro puede dar.

Una conformista resentida.

c. Muy poco exigente y, a veces, indiferente al sexo.

Una frígida de mierda.

10. En la vida de una mujer, la sexualidad es: ¿Considera vital andar garchando todo el día, señorita?

a. Muy importante.

Más que para un tipo.

b. Importante, pero modificable a través del tiempo.

No tanto, pero cuando quiero cojer, quiero cojer y punto.

c. Una actividad más, entre las muchas de la vida.

Aw, ¡qué cagada! ¿no puedo ir a tejer?

Las respuestas… Mañana o pasado. Espero les haya gustado. Mucha actividad hoy en este blog.

Un saludo… Y hagan esto público!

La revista Predicciones, así como miles de otras revistas con gente que pavea con boludeces tienen obligatoriamente un test muy pelotudo con respuestas muy previsibles. Los mejores obviamente son los que tienen algún temita sexual. Todo el mundo se queda (en lso resultados) en esa franja intermedia de ‘normalidad’.

Sres. Editores, astrólogos, realizadores de tests: No somos tan pelotudos como parecemos. Sí, compramos su revista poronga que vale casi 10$ ó más, que está llena de publicidades chotas y que es muy probable terminen en una peluquería a la semana. ¡Pero todos nos damos cuenta qué responder! Por esa razón es que yo pongo una ‘encuestita’ en cada entrada, para ver como reaccionan a boludeces que no tienen nada que ver y no se van al extremo. Hoy por ejemplo va esta:

Ahora, en relación a este test… Teóricamente en 10 preguntas le encuentran a una mujer todos los detalles de cómo coje. Sí, sí, de como coje, garcha, cepilla, etc. Él mismo anticipa:

¿Sabe cuáles son sus anhelos eróticos más íntimos? El siguiente cuestionario la ayudará a indagar en sus fantasías y deseos sexuales, con el fin de dar un nuevo rumbo a su “vida íntima”, además de aportarle algunas buenas ideas. Elija una afirmación por cada pregunta y, al final, cuente cuántas respuestas ha elegido de cada letra.

Paso a traducir:

“¿Tenés la más puta idea de qué te calienta lo suficiente como para que no te lo olvides ni siquiera con un rejuvenecmiento vaginal? Las preguntas que vienen ahora de relleno te va a hacer pensar en algo (porque se ve que si necesitás de esto estás no tan bien). En todo caso, mientras te sacás un moco te fijás si eso te destapa la olla, cosa de que hagas algo con ese recipiente de hongos que ya tiene hasta telarañas, además de aportarle las mismas pedorradas de siempre para ser un poco menos histérica y un toque más gauchita o putona. Te damos las instrucciones porque ninguna persona que sepa leer dos oraciones de corrido hubiese comprado esta revista que tiene más páginas de publicidades que ‘información’.”

Debo reconocer que tienen excelente capacidad de resumen, o en todo caso, a mí no me gusta dejar nada arafue.

Enseguida, en menos de lo que canta un Fort, viene la encuesta pulenta con la humilde ‘propuesta’ desde Ácido RIA-crónico. La fuente va en la próxima entrada en unas horitas, o menos quizás.

Lo prometido es deuda, dicen algunos. Y aquí está el pago. Después del último ataque de ira que se dio muy espontáneamente, esta vez viene algo que tiene que ver más con lo anterior. En esta ‘entrada’ se defenestra al primer subgrupo de pacatos, aquellos que creen tienen el poder de la rectitud basados en prejuicios… económicos.

Este es el primer grupo de pacatos porque cuando se dio la caracterización generica de éstos, hubo quien los confundió. Es aceptable, pero estoy seguro que no todos los pacatos son conchetos, ni todo aquel que tenga un buen pasar sea así de culorroto. Pero, pasemos a lo nuestro…

El pacato concheto es de lo peor que hay, es insostenible una relación con él/ella porque todos en nuestra vida tenemos algún momento donde (si no somos de esta especie) nos entregamos enteros a la ‘cultura popular‘. No es necesario ni que nos guste la cumbia, ni que andemos zaparrastrosos por ahí. Solamente es necesario no negar la diversidad (y riqueza, por ende) que tenemos en la sociedad. Ellos se mueven en dos planos: el de la intolerancia, cuando son reacios a todo lo que no sea de alta alcurnia; o la hipocresía (harto más común) cuando DICEN ser reacios, pero en el fondo de sus pútridas almas aman lo que dicen despreciar. Éste último es el pacato concheto, propiamente dicho. El primero es un facho, no tiene solución.

Lo que no entra en el physique du rôle del concheto es la GRASA. Todo es GRASA y como tal, les resulta repuganante, porque el concheto además está en la onda light comiendo lechuguita y aunque tenga el culo adiposo como pasado por 45 tormentas de granizo, va a odiar la GRASA. ¿Qué compone la GRASA? Todo aquello que no implique ese sentido de ‘civilización’ que pregonaba Sarmiento. La barbarie, lo… popular.

Su lógica se basa en un simplismo: lo que es exclusivo, (es decir, para pocos) es seguramente lo mejor. Los que tienen eso que es para pocos, son los mejores y por eso hay que intentar ser como ellos. Esta lógica es súmamente idiótica porque esto muchas veces los lleva al ridículo por seguir a esos ‘modelos’. Además de asegurar que todo tiempo fue mejor, muchas veces terminan siendo tan retrógrados que planean volver a 1880.

Su punto débil, el de mayor crispación, es el bolsillo. Tocarles el bolsillo, hablar de solidaridad, es realmente pecaminoso. Acabar con la pobreza, sacrilegio, si los pobres están donde estás porque no laburan. Sin embargo, el concheto (para pelar careta nomás, no se vayan a creer que es en serio…) no puede concebir la pobreza y le da lástima, pero en la puta vida va a largar un mango excepto para poner más policía, o muros separadores, etc.

Si no putean es porque no es de una persona de bien. ¿En la puta vida se habrán pegado el dedo chico del pie con la pata de la cama? ¿Si les pasó que mierda dijeron? ¿Oh, recórcholis, diantres, caracoles?

Tienen los conchetos muchas similitudes con los pacatos intelectuales, pero esos son… mierda de otro inodoro.

Bueno, ya me voy. No pongo ejemplos muy concretos de conchetería porque de seguro los conocen, y sería genial que los pongan acá abajo. Sólo dejo uno, que es comer con la mano. Ellos, NO lo hacen porque es GRASA pero… ¡hay cosas que se comen estrictamente y por comodidad con la mano! Además, estoy seguro de que la conchafría que dice ser de bien también se chupa los dedos cuando come…

En serio, los dejo, un saludo para todos… Y hagan público este blog si les gustó!

Y si les pareció una boludez grande como una casa, también publicalo porque me encanta que piensen que soy un boludo alegre. Total, son visitas y comentarios que putean!

Un saludo más. Ya vendrán tiempos más mejores, ¡pero conformémonos con lo de hoy que es bastante bueno, carajo!

No, ustedes no. Son todos los que tenemos la posibilidad de opinar, en especial los ‘formadores de opinión’. Mal llamados así, porque en realidad son lobotomistas (lavadores de cabeza) desde la primera hora. Hipócritas, de lo peor. Atrás de la independencia y con el estandarte de LA verdad lo único que hacen es amedrentar a quienes no piesan como ellos. ¿Quién generó esto? ¡TODOS! ¡TODOS! ¡TODOS! El gobierno, la oposición, Clarín, ElArgentino, los gays, la Iglesia, los periodistas deportivos, los fachos y los zurdos, los progres y los consevadores, keynesianos y liberales, los de la gráfica y los de la televisión, los filósofos y los mediáticos, los intelectuales, la cultura. Mejor dicho: ¡TODOS!

Lamento que hoy no encuentren ningún análisis sobre puteadas o nada referente a lo sexual, pero la calentura otra vez me hizo agarrar el teclado y expresarme. De hecho, la típica encuesta excepcionalmente vuelve al final sólo porque no tiene sentido cmo introducción.

Pero estoy harto de esta tamaña intolerancia general. No existe el debate en nuestro país por desgracia, y esto no es culpa ni de este ni de ningún gobierno o de nadie que esté en cualquier forma de poder. Todo es BLANCO o NEGRO y los grises son dejados de lado, sea por razonar de más o por cagones.

Ejemplos:

·Si me gusta algo de este Gobierno, estoy del lado de unos ‘chorros’, de unos ‘apátridas’, etc. Al mismo tiempo, si algo no me gusta, paso a ser un ‘cipayo’, ‘vendepatria’ y ‘funcional a los monopolios’. ¿No hay nada en el medio?

·Si veo Intrusos, Tinelli, etc. paso a ser un frívolo, acultural. Si los critico, paso a ser ‘antipopular’ y ‘elitista’. ¿No hay nada en el medio?

·Si alguna vez leo Clarín soy un ‘facho’. Si alguna vez leo Página/12 soy un ‘montonero’. Increíble. ¿No hay nada en el medio?

Y esos son sólo algunos ejemplos. Ni siquiera me metí en el fútbol con la eliminación de nuestra Selección y los grandes panquecazos y las ineludibles frases baratas que avizoraron este futuro (les voy a pedir los números de la quiniela).

Conclusión y propuesta:

No todo es BLANCO o NEGRO, hay matices. No me lo planteo al punto de si matar a una persona es bueno o malo, pues no me caben dudas de que es pésimo. Sólo estoy harto de las etiquetas, que en realidad nos enfrascan y como tales, nos pudren. En el debate por el bien de todos, o por cosas que son muchas veces triviales puede y TIENE que haber tonos variados. No hay que tomar las cosas por quien las firma, sino más bien por lo que dice o quiere transmitir. Somos tan estúpidos que muchas veces rechazamos lo bueno que tienen los demás. Cambiemos eso.

Despedida

Sí, es largo. Pero creo que valió la pena. Ya el estúpido de José Pablo Feinmann dijo: que cualquier pelotudo tenía un ‘bloks’. Bueno, heme aquí… Otro pelotudo más, más tolerante, más abierto al diálogo, más transparente, más ácido y menos hipócrita. Un saludo a todos los que se fumaron esto y pido perdón otra vez por esta descarga de ira. la próxima prometo que viene el primer tipo de pacato, el más fácil: el pacato cheto. Perdón, pero muuuucho tiempo no tengo…

Un saludo a todos. Sea cual sea la vía por la que hayan llegado, siempre pueden comentar el post… ¡Ah, la encuesta!

Lamento atrozmente haberme colgado tanto tiempo pero adoraría poder estar más tiempo al pedo, inspirado, etc. Bueno, no se dio y punto. Pero se vuelve, de a poco se vuelve. Agradecido del apoyo, la difusión y repercusión que tiene este proyectito. Sobre todo agradecido porque también surgen críticas de gente que se toma esto en serio, pobrecitos.

Con lo que respecta al tema de hoy, surgió hace poco la cuestión de que hay regiones, sectores, claustros, etc. en donde se puede insultar a una persona llamándola pene. A ver, a ver, a ver… Pene, ¿qué es más cacofónico que decirle a alguien sos un pene? Perdón, pero es mucho más eficaz algo como ‘sos un pija’ o mejor aún, ‘sos la cara de la verga‘.

Además, y esto siempre lo digo, ¡yo soy mucho más que un pene! Puta madre, hay gente que se queja de ser sólo una cara bonita… Algunos ni siquiera llegamos a eso y nos reducen a penes. No, ¡yo soy mucho más que un pene!

En fin, hay miles de juegos de palabras que este idioma hermoso nos ha dado, y nos vamos al del libro de Biología de 7º, por favorrr…

Esto fue disparador de otras verdades. Por ejemplo, que debe haber pocas cosas que suenen peor que el término vagina. Hay algo raro en escuchar: ‘¡andá a la vagina de tu hermana!’ o ‘¡pero che, la vagina de tu madre!’. Ni hablar del queridísimo y multifuncional conchuda, ¿qué va a pasar, lo vamos a perder, o quedará vaginuda?

Coito suena pecaminoso cuando polvo suena hasta rústico, testículos jamás reemplazará la eficacia de huevos y condón suena a chino mal hablado, forro. Encima, especial dedicación merecen las grandes diferencias y utilidades entre pete y fellatio.

Podría seguir, pero en realidad, busco la brevedad para poder reservar algo y realizar más entregas. Así, hasta que encuentre un rato libre en serio.

Un abrazo, un agradecimiento, e insisto que VA CON HUMOR.

Lamento haber tardado tanto en poder actualizar, pero yo avisé que esto crecería lentamente hasta su relanzamiento para fines de julio. Sin embargo, como lo prometido es deuda, me senté a cumplirla. No voy a dar más excusas, me voy a concentrar de lleno en el tema de hoy, aquel enemigo que debemos aniquilar y pisar como cucarachita: la pacatería.

Dicen la malas lenguas que el término pacato (fem. pacata) es una deformación de paquete, una especie de concheto, fifí, nariz parada, etc. Pero estoy completamente seguro de que no depende de la plata, sino que es una actitud ante la vida. Podés ser una conchudísima pacata y no tener donde caerte muerta o ser un pacato pelotudo y muerto de hambre.

Entonces, ¿en qué mierda se basa la pacatería? Para simplificar y no entrar en los tipos de pacatería (que seguramente sean otro post) asevero que esta actitud del orto es el rechazo a lo popular, a lo vulgar, a la cotidianeidad.

Es ese deseo de querer cagar más arriba de lo que nos da el culo, juzgando y discriminando al lenguaje, nuestro amado y tan diverso lenguaje. Es esa conducta puta de seleccionar lo que es cultura sin ver la realidad de todos los días, siendo tan mentiroso e hipócrita de mirar desde arriba con un ego inflado de cultísimos pedos calientes.

Ser pacato, desde otra veta, es someterse hasta en lo más minucioso al que dirán si yo digo tal o cual cosa, si escucho tal o cual música, o miro tal o cual película. Es mentir hasta en lo más profundo, falseando nuestro lenguaje o, peor inclusive, dejando espacios en blanco para que el interlocutor pueda descifrar que en realidad quiso decir mierda, puta o hasta pelotudo.

¡No señor/a! ¡Deje esas actitudes que lo único que hacen es dejarl@ como un/a estúpid@ malcogid@!

No tengamos miedo en decir las cosas como son, como las vivimos todos los días, con el énfasis que tiene nuestra lenguaje, ésa expresividad que nos hace estrellas rutilantes de la poesía.

En el futuro (espero que uno próximo) desarrollaré algunos tipos genéricos de estos personajes que infestan de hipocresía nuestro ambiente, esos que nos juzgan como vulgares y se creen superiores. No será una especie de venganza, sino una caricatura (como todo este blog) sobre ESA gente perversa.

Y, para finalizar, si Su Eminencia se sintió ofendid@ con lo leído hasta acá, podría haber puesto la crucecita roja de arriba. Después, comprar una tortuguita e irse muuuuuuuy despacito A LA CONCHA DE LA LORA.

Gracias por las visitas, y el apoyo, a la gente que sabe donde tiene los pies (sobre la tierra, abajo del culo).