Archivos de la categoría ‘Realidad’

Ya dije que largar esa poesía meticulosamente calculada de improperios no debe ser un recurso a desperdiciar. O imagínense a alguien como Zulma Lobato desparramando todo su talento y su talante en un vaso de precipitado. Un desperdicio. Veamos hoy, después de la encuesta de siempre, sólo algunas de las causas que engendran esa putrefacción interna de forma totalmente legítima.

1) La impotencia:

No, no hablo de los pobres tipos que sufren porque no se les para la pija. Hablo de ese sentimiento de fragilidad e inferioridad que a veces llegamos a sentir los seres cuasi-humanos. Retenemos tanta fuerza, como pedo en velorio, que tendemos a estallar en un seco y fuerte vocablo soez que sólo se justifica en la defensa personal. Esa puteada es como sacar pecho y enfrentar el ‘mostro’ que nos hace cagar en las patas.

2) La puteada del otro:

Ninguna legitima más que ésta. Si el otro por algún motivo nos putea, estamos habilitados un 200% para mandarlo bien a la concha de su madre. Quién carajo nos viene a putear? Nadie, ningún forro tiene por lo general derecho a hacerlo ex nihilo (de la fucking nada). Algunos autores criticarán (ponele) que esta causa es contraproducente, pues genera que la violencia vaya en franco ascenso sin encontrar un punto final. Sin embargo, esos tipos son una manga de soretes mal cagados que en vez de estar ayudando a los niños pobres del África se dedican a desacreditar a un simple mortal.

3) Largas colas o esperas al teléfono:

Por supuesto que no es un buen culo de lo que estoy hablando, lo que puede hacer largar un ‘halago soez’ o ‘piropo obrero’ hacia el monumento al bicicletero que se nos enfrente. Acá estamos tratando un tema que todos odiamos: en la Era de la Informática, la Mar En Coche y la Puta Que Lo Parió todavía tenemos que hacer largas colas para esperar algo. Una inmundicia. La inoperancia de aquellos que no saben establecer un buen servicio de atención, cobranza, asistencia o lo que poronga sea por un medio EFICAZ. Porque también cabe, y mucho, la puteada efectuada al querido 611, o cualquiera sea el número de esa ruleta rusa de desperfectos técnicos con musiquita endemoniada en la que si tenés suerte te solucionan el problema. La mayoría de las veces, de todos modos, sólo queda sonando…

4) Pisar una baldosa floja:

No tiene mucha explicación. Mojarse ese pantalón que te acabás de poner limpito, ya sea para ir al laburo, a la facultad, para salir, es una ‘causal de puteada’. No es contra nadie, ni siquiera contra el hijo de mil puta que nunca cuidó su vereda, sino que es una injuria al cosmos que tanto te cagó desde arriba de un poste y se merece ‘justicia por mano propia’. Como el cosmos es inabarcable, la mejor manera de vengarse es surtirle una procacidad con profundidad, ya sea marcando las ‘n’, por ejemplo, de ‘la-coNNNcha-de-su-reputa-madre’.

5) Pisar mierda:

Pueden decir que es un indicio de suerte y más, pero es una bosta pisar bosta. Y aún más mierda es pisar mierda fresca. Sentir esa crema que va rendija por rendija del calzado no nos deja remedio más que arrancar el seguro de la granada de la infamia ante el mundo, sin vergüenza alguna. No se imaginan si el tereso llega a ser tan nuevito que podemos ver que el dueño del can que expelió la torta nos está mirando de reojo. Ahí la puteada (y dependiendo del día, la trompada) va dirigida. Este blog, sin embargo, no recomienda las prácticas tortuosas con la mierda del inconsciente pichicho en la persona del dueño tales como hacer lavar el calzado con la lengua, etcétera.

Ése fue el último de hoy, así que el próximo estará como en un mes a menos que justo ésto sea un éxito de la puta madre, lo cual dudo. Veo que ya a esta altura estamos los 1.769 visitas, lo que aún me deja la esperanza de tener 1.772 para el próximo post.

Hasta la vista, béibi.

Anuncios

No es la idea de este blog, ni la del autor tampoco, aunque pueda parecerle a los “menos sagaces” así a primera vista. Sólo he hablado de la irrefrenable necesidad de largar un buen ‘La concha de la lora!’ en el momento oportuno, exacto, conveniente. Cuando perdés esa última bochita de un partido de metegol empatado, o cuando te das cuenta al ladito de la puerta que te quedaste afuera sin llave, incluso cuando ves que el bondi se empieza a mover justo cuando alcanzaste el poste después de una cuadra de pique bajo la lluvia, ahí va una buena puteada al aire.

Pero putear por putear ya ni gracia tiene. Imagínense nomás si van a la verdulería de la esquina y todo fuera así:

A:- Hola, hijo de puta. Cómo dice que le va, la concha de su madre?

B:- Bien, forro. Qué poronga quiere esta vez?

A:- Mirá, mugroso de mierda, dame dos kilos de papa…

B:- (Interrumpe.) De las que se mete en el ojete?

A:- No, de las que te quedaron atarantadas en la jeta, petero.

B:- Ah, estás en vivo, vos?

(La discusión verbal termina y comienza una escalada de violencia que termina saliendo por Crónica resultando heridos: A, B, un cajón de tomates, el camarógrafo de Crónica, una vieja, una sandía y Zulma Lobato.)

Ven como va perdiendo fuerza el arte de esmerilar ese término tan chocante que resulta de la puteada? Ven como cada vez tiene menos vigor? Bueno, por ése motivo no creo en el PXP (putear por putear) mas al contrario, si administradas con un poco de razón y ubicación debe quedar entonces sellada la ‘misión’ de Ácido RIA-crónico. Acá la idea es la mayor impunidad posible para ese impulso natural de mandar algo o alguien bien a la puta que lo parió, porque sabés que se lo merece!

Bueno, sin más, los dejo. Ojalá no los agarre la censura ni nada por el estilo y, OJO, que la peor censura es la auto-censura.

Hasta la próssima lectura!

Salió el sol.

Publicado: 15/01/2011 en 'De interés', Realidad

Antes de fin de año podía actualizar este blog. La verdad es que la facu me ha tenido atado de las bolas, porque como ustedes no dejan un puto peso en esta causa que embanderamos con fervor, algún día voy a tener que laburar, etc. Una verdadera cagada, porque el pode de explayarse, de expresarse y de explotar artísticamente se vería exponencialmente aumentado si tirase la manteca al techo o enmantecase a un mecenas como Ricky F.

Pero bueno, no se dio. Por eso dejo las cosas a cuentagotas, y ahora que salió el sol y la gente está en el borde de la pileta con una sonrisa reluciente de alegría y orgullosa de la buzarda que desplegó en menos de 72hs. comiendo cantidades de calorías en azúcar y chivo es cuando tengo más tiempo para colgar cosas que alguien leerá.

Bueno, volviendo a lo que nos importa, me quiero felicitar mucho porque ya tuve el honor de ser comentado por un tal X de la legión seis-siete-ochera ‘Más Kirchneristas que Néstor y Cristina juntos’ donde por suerte me putean. Igual que a Clarín! Van tan ciegos como la Carrió con la Pocalipsis, pobres energúmenos, títeres, etc. Quiero que quede algo claro, si los puteo directamente es porque no se quién concha son y además, porque no me importan un carajo a quien apoyen o por quien se dejan apoyar, está todo taaaaaan tranquilo…

Total, hay que dejar pensar lo que quiera a la gente, y después dejarla decir lo que quiera por donde pueda acceder. ¿O acaso vamos a monopolizar el pensamiento? Nonononono, decía Irma Jusid, tanto como el admirado (y esta va posta) Aníbal F.

Sino somos como la caquita de los intelectuales que traen sus ideas con la elegancia de Francia y el mismo olor a culo de Francia. ¿Qué hay si no me gusta un cuadro impresionista de Monet? ¿Y si un día quiero ver Bailando por un Sueño en vez del Discovery Channel? A ver, en resumen, chúpenla, porque desde acá voy a seguir haciendo lo que se me canta.

Ya ni promesas hago, pero por lo menos le puedo decir a ‘No Pretendo Agradarles’ (sucesor en creador de nombres de bandas musicales como NTVG) que esto sigue tan vivo como puede y como da ese nervio que se llama inspiración.

Sólo hay una encuestita que salió al boleo, porque la realidad es que si bien se prometió que iba a reinaugurarse este blog para finales de julio, la verdad verdadera no es que estuve trabajando como perro reventado (frase poco feliz estos días).

Pero no, no estuve haciendo prácticamente un carajo, así que ahora que me tengo que poner a hacer todo de golpe, se retrasa la archimegareapertura de este blog. Voy a esperar hasta las 1000 visitas.

La gran mayoría de las respuestas del blog siguen siendo positivas, y surtió buen efecto el test de las revistitas pedorras (onda Serecciones, Buena Verga, etc.) Si alguna vez llegase a ser tan grande este ‘micro-emprendimiento’ podríamos largar una publicación propia, de esas que son quemadas en plaza pública por personajes como Coscia, Nun, Barcia, JP Feinmann, etc.

En resumen, cuando haya algún flash de inspiración, se escribirá o se guardará y listo.

Lo prometido es deuda, dicen algunos. Y aquí está el pago. Después del último ataque de ira que se dio muy espontáneamente, esta vez viene algo que tiene que ver más con lo anterior. En esta ‘entrada’ se defenestra al primer subgrupo de pacatos, aquellos que creen tienen el poder de la rectitud basados en prejuicios… económicos.

Este es el primer grupo de pacatos porque cuando se dio la caracterización generica de éstos, hubo quien los confundió. Es aceptable, pero estoy seguro que no todos los pacatos son conchetos, ni todo aquel que tenga un buen pasar sea así de culorroto. Pero, pasemos a lo nuestro…

El pacato concheto es de lo peor que hay, es insostenible una relación con él/ella porque todos en nuestra vida tenemos algún momento donde (si no somos de esta especie) nos entregamos enteros a la ‘cultura popular‘. No es necesario ni que nos guste la cumbia, ni que andemos zaparrastrosos por ahí. Solamente es necesario no negar la diversidad (y riqueza, por ende) que tenemos en la sociedad. Ellos se mueven en dos planos: el de la intolerancia, cuando son reacios a todo lo que no sea de alta alcurnia; o la hipocresía (harto más común) cuando DICEN ser reacios, pero en el fondo de sus pútridas almas aman lo que dicen despreciar. Éste último es el pacato concheto, propiamente dicho. El primero es un facho, no tiene solución.

Lo que no entra en el physique du rôle del concheto es la GRASA. Todo es GRASA y como tal, les resulta repuganante, porque el concheto además está en la onda light comiendo lechuguita y aunque tenga el culo adiposo como pasado por 45 tormentas de granizo, va a odiar la GRASA. ¿Qué compone la GRASA? Todo aquello que no implique ese sentido de ‘civilización’ que pregonaba Sarmiento. La barbarie, lo… popular.

Su lógica se basa en un simplismo: lo que es exclusivo, (es decir, para pocos) es seguramente lo mejor. Los que tienen eso que es para pocos, son los mejores y por eso hay que intentar ser como ellos. Esta lógica es súmamente idiótica porque esto muchas veces los lleva al ridículo por seguir a esos ‘modelos’. Además de asegurar que todo tiempo fue mejor, muchas veces terminan siendo tan retrógrados que planean volver a 1880.

Su punto débil, el de mayor crispación, es el bolsillo. Tocarles el bolsillo, hablar de solidaridad, es realmente pecaminoso. Acabar con la pobreza, sacrilegio, si los pobres están donde estás porque no laburan. Sin embargo, el concheto (para pelar careta nomás, no se vayan a creer que es en serio…) no puede concebir la pobreza y le da lástima, pero en la puta vida va a largar un mango excepto para poner más policía, o muros separadores, etc.

Si no putean es porque no es de una persona de bien. ¿En la puta vida se habrán pegado el dedo chico del pie con la pata de la cama? ¿Si les pasó que mierda dijeron? ¿Oh, recórcholis, diantres, caracoles?

Tienen los conchetos muchas similitudes con los pacatos intelectuales, pero esos son… mierda de otro inodoro.

Bueno, ya me voy. No pongo ejemplos muy concretos de conchetería porque de seguro los conocen, y sería genial que los pongan acá abajo. Sólo dejo uno, que es comer con la mano. Ellos, NO lo hacen porque es GRASA pero… ¡hay cosas que se comen estrictamente y por comodidad con la mano! Además, estoy seguro de que la conchafría que dice ser de bien también se chupa los dedos cuando come…

En serio, los dejo, un saludo para todos… Y hagan público este blog si les gustó!

Y si les pareció una boludez grande como una casa, también publicalo porque me encanta que piensen que soy un boludo alegre. Total, son visitas y comentarios que putean!

Un saludo más. Ya vendrán tiempos más mejores, ¡pero conformémonos con lo de hoy que es bastante bueno, carajo!

No, ustedes no. Son todos los que tenemos la posibilidad de opinar, en especial los ‘formadores de opinión’. Mal llamados así, porque en realidad son lobotomistas (lavadores de cabeza) desde la primera hora. Hipócritas, de lo peor. Atrás de la independencia y con el estandarte de LA verdad lo único que hacen es amedrentar a quienes no piesan como ellos. ¿Quién generó esto? ¡TODOS! ¡TODOS! ¡TODOS! El gobierno, la oposición, Clarín, ElArgentino, los gays, la Iglesia, los periodistas deportivos, los fachos y los zurdos, los progres y los consevadores, keynesianos y liberales, los de la gráfica y los de la televisión, los filósofos y los mediáticos, los intelectuales, la cultura. Mejor dicho: ¡TODOS!

Lamento que hoy no encuentren ningún análisis sobre puteadas o nada referente a lo sexual, pero la calentura otra vez me hizo agarrar el teclado y expresarme. De hecho, la típica encuesta excepcionalmente vuelve al final sólo porque no tiene sentido cmo introducción.

Pero estoy harto de esta tamaña intolerancia general. No existe el debate en nuestro país por desgracia, y esto no es culpa ni de este ni de ningún gobierno o de nadie que esté en cualquier forma de poder. Todo es BLANCO o NEGRO y los grises son dejados de lado, sea por razonar de más o por cagones.

Ejemplos:

·Si me gusta algo de este Gobierno, estoy del lado de unos ‘chorros’, de unos ‘apátridas’, etc. Al mismo tiempo, si algo no me gusta, paso a ser un ‘cipayo’, ‘vendepatria’ y ‘funcional a los monopolios’. ¿No hay nada en el medio?

·Si veo Intrusos, Tinelli, etc. paso a ser un frívolo, acultural. Si los critico, paso a ser ‘antipopular’ y ‘elitista’. ¿No hay nada en el medio?

·Si alguna vez leo Clarín soy un ‘facho’. Si alguna vez leo Página/12 soy un ‘montonero’. Increíble. ¿No hay nada en el medio?

Y esos son sólo algunos ejemplos. Ni siquiera me metí en el fútbol con la eliminación de nuestra Selección y los grandes panquecazos y las ineludibles frases baratas que avizoraron este futuro (les voy a pedir los números de la quiniela).

Conclusión y propuesta:

No todo es BLANCO o NEGRO, hay matices. No me lo planteo al punto de si matar a una persona es bueno o malo, pues no me caben dudas de que es pésimo. Sólo estoy harto de las etiquetas, que en realidad nos enfrascan y como tales, nos pudren. En el debate por el bien de todos, o por cosas que son muchas veces triviales puede y TIENE que haber tonos variados. No hay que tomar las cosas por quien las firma, sino más bien por lo que dice o quiere transmitir. Somos tan estúpidos que muchas veces rechazamos lo bueno que tienen los demás. Cambiemos eso.

Despedida

Sí, es largo. Pero creo que valió la pena. Ya el estúpido de José Pablo Feinmann dijo: que cualquier pelotudo tenía un ‘bloks’. Bueno, heme aquí… Otro pelotudo más, más tolerante, más abierto al diálogo, más transparente, más ácido y menos hipócrita. Un saludo a todos los que se fumaron esto y pido perdón otra vez por esta descarga de ira. la próxima prometo que viene el primer tipo de pacato, el más fácil: el pacato cheto. Perdón, pero muuuucho tiempo no tengo…

Un saludo a todos. Sea cual sea la vía por la que hayan llegado, siempre pueden comentar el post… ¡Ah, la encuesta!

…CON HUMOR, LA PUTA QUE LOS PARIÓ! NO DEJEN QUE LOS APLASTEN, EXPRÉSENSE CON TODA LA DESIDIA QUE CORRESPONDE RESTREGAR A UN HIPÓCRITA Y MÁNDENLO A LA REPUTÍSIMA MADRE QUE LO PARIÓ!

Igualmente, la encuestita no tiene nada que ver con la explosión de acá arriba.

Muchas gracias a las más de 200 visitas en tan poco tiempo, lo que no han llegado es propuestas sobre temas a tratar, ni la copia de esa berretada de la Cosmopolitan. Sé que es muy rompebolas la publicidad, pero bueno, seguro están mejor que las de Colgate, Yogurísimo (con la Brujita Verón cantando) y Mr. Músculo…

Pueden llegar colaboraciones de otro tipo, para mejorar la parte gráfica sobre todo, porque no entiendo un cazzo de eso. Confieso mi propia limitación, no la escondo, como los pacatos hipócritas.

Lamento que esta medianoche no haya nuevo material escrito, y agradezco ‘de acá’ (del corazón, bolud@) que vuelvan a ver que mierda hay de nuevo. También es muy interesante ver que iban cabeza a cabeza (valga la redundancia) en la encuesta anterior de cómo llamar a la poronga.

Además, ya había avisado que esto es un proyecto y que se iba a administrar con gotero. La encuesta surgió de la solemnidad que caracteriza a nuestra institucionalidad, en la Cadena Nacional del día de ayer a las 18:00 de la tarde.

Muchas, pero muchas gracias a tod@s los que todavía confían y alimentan esto que es… que es… ¿Qué es esto?