Archivos de la categoría ‘Para-sexual’

Bien, ya sé que ando pesado… Y vengo recibiendo comentarios ultrapositivos sobre este tema. Además de esto, faltaban los resultados y no podía dejarlo tan defasado. Con las preguntas del test del post anterior acá vienen los resultados. La encuesta de siempre, otra vez, no tiene nada que ver.

Sin vueltas: acá están las respuestas y abajo su ‘traducción’, en cursiva.

Mayoría de respuestas A: evidentemente, sus fantasías van mucho más rápido que sus permisos y aunque tiene todas las cualidades para desarrollarse como una “mujer de fuego”, todavía le falta coraje para concretar sus deseos. Se debate entre la realidad de una pareja estable a la que le falta emoción, y un mundo imaginario de amantes fogosos exigentes, al que no puede acceder porque no se anima y porque forma parte de sus anhelos sensuales no reconocidos. Un consejo: detecte sus fantasías sexuales y compártalas con su pareja. Combinar los deseos más salvajes y su pareja estable, puede ser una excelente opción para renovar la vida íntima y dejar de frustrarse pensando en imposibles.

Mayoría de respuestas A: Evidentemente, usted piensa con la cajeta tal cual un tipo con la poronga, por lo que comúnmente recibe el apodo de ‘trola’ o ‘arrastrada’. Sin embargo, es medio histérica y le tiene miedo al ‘qué dirán’. No sabe si enconcharse de veras con alguien y estar presa toda la vida o chonguear como loca con rienda suelta aunque e vuelva una vieja putona. Usted adoraría ser una trola de avanzada edad. Un consejo: fijate bien, boluda, y decile a tu chongo actual que haga lo que a vos más te calienta. Partucear como loca y seguir en pareja estable es algo que sólo vos podés lograr. No te frustres, frustrá a tu chongo y ¡clavale ésa zanahoria en el orto que tanto querés!

Mayoría de respuestas B: entre el fuego y el hielo, se podría decir que usted tiene un temperamento “caliente”; disfruta del sexo y tiene buenos recuerdos de excelentes amantes; pero le falta ímpetu para seducir y seguir obteniendo logros en este ámbito de su vida. Quizá, la rutina de pareja le ha quitado parte de ese impulso sexual que tanto la ha hecho disfrutar en el pasado cercano. Es hora de que vuelva a reconocerse como un ser sensual y erótico, pues su pareja se sentirá muy halagada y agradecida. Sólo incluyendo una performance sexual satisfactoria podrá saber si la buena relación que la une a su marido o novio tiene su continuidad en la cama.

Mayoría de respuestas B: Ni tan tan, ni muy muy. Usted no es una Patrick Fagor porque el frío sí se va. De todos modos, muchas de esas chanchaditas que le gustaría hacer siempre terminan siendo un recuerdo de una juventud loca pasada por los psicofármacos y alucinógenos, o simples fantasías por el hecho de que ya se le pasó el cuarto de hora y ahora es una señora recatada. Póngase de vuelta esa tanguita roja que se te vea por debajo del jean. Vuelva a las partuzas y a la falopa, si es necesario. Y coja, señora, coja tranquila con quien quiere y cuando quiere, porque en esta revista sabemos que no la vamos a tener que ir a buscar a una zanja.

Mayoría de respuestas C: es usted una mujer de hielo, pero de “hielo falso”; lo que sucede es que nunca se ha animado a evaluar cuán importante era el sexo para su vida cotidiana. Mejora el humor, combate el estrés, libera químicos del bienestar y propicia la comunicación con la pareja. Y, como si todo esto fuera poco, es gratis: ¿qué espera para cambiar de actitud? Cuéntele a su amante sus deseos y ponga en práctica sus fantasías para sentirse más bella y seductora. El aspecto sexual es fundamental para conservar la salud física y mental: ¿acaso planea perderse el mejor y el más accesible remedio a su alcance?

Mayoría de respuestas C: Frígida, conchafría, vulvamuerta. Encima histérica. Nunca te animaste a nada, pero tenés una flor de putaza en tus entrañas y no la querés largar. Forra. Dice con acierto Calle 13: “Cambiá esa cara de seria, esa cara de intelectual, de enciclopedia”. Seguramente no te banque nadie, porque cuando se te quieren acercar los mandás a la puta que los parió con tu mala onda. Dale boluda, no te cuesta una mierda. Decile a ése, sí, a ése, que te parta como un queso porque eso es lo que querés. Tu cajeta es parte tuya, cuidala y… ¡mantenela viva!

Éste es el link del original completo del test.

Un saludo, buenas vibras, mejores vibradores. Ya la próxima será sobre otro tema. Espero este les haya gustado, auqnue trataré de ser más breve.

Lo de siempre.

Anuncios

No me tardé tanto, aunque… en esta entrada no haya encuesta relacionada, sino que hay una que no tiene nada que ver. También pueden hacer “La Encuesta” y ver los resultados, que van en el post que sigue.

Esta es la encuesta. En negrita o cursiva va la humilde sugerencia que le hacemos al editor de Predicciones, con el que no tengo saña particular. de hecho, pienso agarrármela con varias revistas que hacen similar tipo de tonteras y no sólo las que están dirigidas a mujeres con baja autoestima, sino también las que están dirigidas a hombres de ego masturbatorio.

Título:

Test de sexualidad: ¿hielo o fuego?  – A ver, ¿cuán conchafría sos?

Preguntas:

1. ¿Cuál cree que es el mayor error que los hombres suelen cometer con relación a sus compañeras? ¿Cómo le baja la temperatura el chongo?

a. Hacen que sus mujeres se sientan inseguras, que tienden a creer que son engañadas.

No les dan bola cosa de que enseguida se vayan a limar los cuernos.

b. Se aburren con facilidad y enseguida quieren cambiar de planes amorosos.

Se queja porque siempre quiero ir al shopping.

c. No respetan a la mujer: hacen caso omiso a sus deseos y potencialidades.

No la lleva al shopping.

2. Si él tiene ganas y ella no, ¿con cuánta frecuencia debería ceder ella a las “invitaciones” de su pareja? ¿Cuándo me va a dejar de puertear?

a. Siempre.

Nunca.

b. Siempre que quiera y algunas veces que no quiera, también.

De vez en cuando, cuando esté hecha mierda.

c. Sólo cuando ella realmente sienta el deseo de hacer el amor.

Cuando ella tenga ganas de garchar y punto. Total, la de la argolla es ella.

3. Cuando la mujer dice que “no” a su marido, ¿cuál cree que es la causa más común que manifiesta? ¿Qué verso inventás para que no te restrieguen contra las piedras?

a. Se siente muy cansada y superada por las obligaciones, dado que su pareja no la ayuda en nada.

Primero, lavate los calzones.

b. No se siente amada ni seducida.

Estoy gorda.

c. Está de mal humor.

Estoy gordísima.

4. ¿Cuál es la característica imprescindible que debe tener un hombre para seducirla? ¿Con qué se te afloja la chabomba?

a. Autoconfianza.  Un buen auto.

b. Encanto y algo de misterio. Una buena cena y buena pinta.

c. Consideración y caballerosidad. Un telo conocido y caro.

5. ¿Qué cree que una mujer debe hacer con su capacidad de seducción? ¿Deberías ser un poco más putona?

a. Reservarla para su pareja y nada más que para ella.

Ir con un tapado hasta en enero, no depilarme las gambas y esas cosas me van a salvar. Total, él me quiere.

b. Emplearla en ocasiones especiales para indicar a su pareja que no es la única persona que le gusta.

Dar celos cuando quiero algo.

c. Utilizarla de manera inteligente para que su pareja vea que no ha dejado de ser atractiva para los demás.

Ser tan putona al punto donde mantenerse al lado mío sea una prueba de amor y objeto de risas.

6. Cuando está en pareja, ¿piensa en tener sexo con otros hombres? Listo, ya encontraste a uno ¿querés más?

a. Muy pocas veces, o nunca. No, pero sí con otras.

b. Más de una vez. Cuando me apoyan en el bondi, a veces no me quejo.

c. Con frecuencia. Puuuuuffffffff!!!

7. Debido a que muchos de los mandatos sexuales que condicionaban a las mujeres se han superado o debilitado, la vida íntima de ellas, ahora, es: Ahora que no te tenés que bancar que tu chongo se vaya de putas sin decir nada, tu funcionamiento conchil resulta:

a. Más interesante. Un misterio.

b. Más sencilla. Algo que sale en todas mis conversaciones.

c. Un proyecto que aún no termina por definirse de forma clara. No tengo actividad.

8. Piense en aquellos hombres a los que les dijo “no” frente a una propuesta amorosa o sexual. De todos ellos, ¿a cuál le diría hoy que sí? ¿A cuántos tipos que mandaste a cagar hoy te los cepillarías sin drama?

a. A ninguno. Nunca dije que no.

b. A los más reservados, tranquilos o discretos. A los que se casaron y no van a decir nada.

c. A los más excéntricos, sociables y divertidos, aunque mujeriegos. A los que les podría decir que sí aun sin haberlos conocido.

9. Sexualmente, Ud. es hoy… (Pregunta demasiado neutra)

a. Demasiado exigente con su amante.

Una histérica de mierda. ¡No puedo generarle el infarto al viejo enviagrado éste!

b. Aparentemente exigente, pero luego se conforma con lo que el otro puede dar.

Una conformista resentida.

c. Muy poco exigente y, a veces, indiferente al sexo.

Una frígida de mierda.

10. En la vida de una mujer, la sexualidad es: ¿Considera vital andar garchando todo el día, señorita?

a. Muy importante.

Más que para un tipo.

b. Importante, pero modificable a través del tiempo.

No tanto, pero cuando quiero cojer, quiero cojer y punto.

c. Una actividad más, entre las muchas de la vida.

Aw, ¡qué cagada! ¿no puedo ir a tejer?

Las respuestas… Mañana o pasado. Espero les haya gustado. Mucha actividad hoy en este blog.

Un saludo… Y hagan esto público!

Lamento atrozmente haberme colgado tanto tiempo pero adoraría poder estar más tiempo al pedo, inspirado, etc. Bueno, no se dio y punto. Pero se vuelve, de a poco se vuelve. Agradecido del apoyo, la difusión y repercusión que tiene este proyectito. Sobre todo agradecido porque también surgen críticas de gente que se toma esto en serio, pobrecitos.

Con lo que respecta al tema de hoy, surgió hace poco la cuestión de que hay regiones, sectores, claustros, etc. en donde se puede insultar a una persona llamándola pene. A ver, a ver, a ver… Pene, ¿qué es más cacofónico que decirle a alguien sos un pene? Perdón, pero es mucho más eficaz algo como ‘sos un pija’ o mejor aún, ‘sos la cara de la verga‘.

Además, y esto siempre lo digo, ¡yo soy mucho más que un pene! Puta madre, hay gente que se queja de ser sólo una cara bonita… Algunos ni siquiera llegamos a eso y nos reducen a penes. No, ¡yo soy mucho más que un pene!

En fin, hay miles de juegos de palabras que este idioma hermoso nos ha dado, y nos vamos al del libro de Biología de 7º, por favorrr…

Esto fue disparador de otras verdades. Por ejemplo, que debe haber pocas cosas que suenen peor que el término vagina. Hay algo raro en escuchar: ‘¡andá a la vagina de tu hermana!’ o ‘¡pero che, la vagina de tu madre!’. Ni hablar del queridísimo y multifuncional conchuda, ¿qué va a pasar, lo vamos a perder, o quedará vaginuda?

Coito suena pecaminoso cuando polvo suena hasta rústico, testículos jamás reemplazará la eficacia de huevos y condón suena a chino mal hablado, forro. Encima, especial dedicación merecen las grandes diferencias y utilidades entre pete y fellatio.

Podría seguir, pero en realidad, busco la brevedad para poder reservar algo y realizar más entregas. Así, hasta que encuentre un rato libre en serio.

Un abrazo, un agradecimiento, e insisto que VA CON HUMOR.

¿Qué encuentran de gracioso en decir ‘pito’ cada vez que se refieren al miembro viril? Pito dice un nene de 3 ó 4 añitos que recién se lo encuentra y le señala al padre o la madre que hizo pis, con una ternura singular digna de una sonrisa de las visitas.

Las mismas tías que le agarraron el cachete ahora ven las peripecias del nene jugando con el pirulín. Una ternura que no podría causar en nadie un efecto más que una sonrisa picaresca ante el descubrimiento del niño de su propio cuerpo. De igual manera, esas fotos que todos odiamos de cuando fuimos bañados y aparecemos desnudos, que a veces tanta vergüencita nos da.

Por eso, y siendo tan rico nuestro lenguaje, no entiendo por qué mierda escucho por todos lados tanto pito en personas que ya tienen pelos hasta donde no les conviene. Eso sí que me da asco, que sean tan pacatos al punto que… ¡parecen pedófilos, la concha de su hermana!

En España será polla, en México pinga, pero los argentinos tenemos una gran cantidad de sustantivos que representan al falo. Pene es un término técnico y completamente cacofónico, malsonante y poco agradecido con la cultura, además de frígido y soso.

En cambio, la candidez resalta en:

  • VERGA, que en sí es una forma de castigo que implica meter un palo (oh, casualidad) por el orto. Lo dijo Esteban Echeverría en “El Matadero”.
  • PORONGA no se sabe si deriva del porongo, el recipiente enorme de mate del cual se bebe y comparte. No sé si ustedes comparten su poronga ni me interesa tampoco, pero es uno de los términos más fuertes y utilizados en el común de la gente. ‘Agarrame la poronga’; ‘Sobame la poronga’; ‘Chupame la poronga’, etc.
  • PIJA puede ser usado de múltiples formas. Mientras en España significa cheta, aquí se refiere a la poronga. Se usa el vesre ‘JAPI’ y muchas veces se puede usar en reemplazo de VERGA, sobre todo, aunque no sea exclusivo de tal y pueda así ser el comodín de las palabras referentes al falo. También puede significar que uno es un soberano pelotudo. ‘Me fui a la pija’; ‘Sos un/a pija’; ‘Chupame la pija’.
  • PEDAZO no tiene mucha explicación, se usa el vesre ‘ZOPEDA’ también.  No confundir con la metáfora utilizada en el “Rock del Pedazo” de los Ratones Paranoicos.
  • CHOTA es uno de los más agraciados términos que se pueden encontrar. Es prácticamente infalible para causar efecto, no hay mucho que decir. CHOTO, sin embargo, resulta menos común por dos motivos, uno es ser una comida típica del Uruguay y segundo, me parece que al repetir la vocal pierde fuerza.
  • GARCHA dicen los menos reconocidos filólogos que proviene de un apócope (o acortamiento) de garrocha, que tiene forma de palo y a nadie (creo) le gustaría que le metan por el orto. Sobre todo porque tremenda cosa de más de 2,5m atravesaría a cualquier persona. De aquí se derivan el vesre CHAGAR y el verbo irregular ‘garchar’.

Estos son algunos ejemplos, después cada uno tendrá algunos que también causen efecto, sobre todo en relación a productos vegetales (BANANA, PEPINO, ZANAHORIA), objetos comunes (PALO, MANIJA) y embutidos (SALAME, CHORIZO, LONGANIZA). Espero esto sea útil para que dejen de parecer pederastas cada vez que dicen esa mierda malsonante de conjugar cosas con pito.

La verdad es que en este momento, entre otras cosas, estoy preparando muchas cosas para éste blog. También filtro boludeces que no tienen razón de ser acá.

También se está armando una verdadera coraza para aquellos enfermos de la pacatería, narices paradas, que muy cultos pululan por la web defendiendo la ‘moralidad’, las ‘buenas costumbres’ y el ‘buen decir’. Que se metan todo eso en el medio del orto. Yo no voy a dejar de expresarme de la forma en que me convenga, porque (aún) no ofendo a nadie.

Señor/a, si Su Eminencia es tan culorroto de sentirse profanado de sus convicciones, una de dos: o entraste acá por error y te agrdezco tanto tu visita como la recomendación de asquearse a tus re-copados compinches; o sos bastante hipócrita como para mearte de risa leyendo algunas de las futuras publicaciones pero cuando vas a tomar un café hacés mierda este tipo de expresiones. Te hago acordar que arriba a la derecha hay una crucecita roja que te salva de todo esto.

Además, esta es una entrada de prueba para ver como funcionan las encuestas, cuyos votos recontra agradecería.

Gracias gente por multiplicar las visitas en el primer día de Ácido ria-crónico!

Dejen el link en sus Feisbucs, Tuíters, o lo que sea, así llegan propuestas. No prometo mucho, así puedo superar con creces sus expectativas. Lo que sí prometo es una traducción comentada de uno de esos test de la revista Cosmopolitan que dicen hablar de sexo pero parecen pendejitas de 4 ó 5 años.

Bueno, visiten, comenten, recomienden, no se autocensuren mucho, pásenla bien, pero sobre todo VOTEN, etc.

Ácido ria-crónico